Cuatro prácticas que debes evitar, si tu posicionamiento web quieres mejorar

posición

Justo a inicios de esta semana hacíamos mención de algunas recomendaciones para la mejora de tu posicionamiento web en una entrada a este blog. Por si no la has leído, te invitamos a que pases a revisarla, pues seguramente te será de gran utilidad, sobre todo si estás iniciando en el mundo del SEO. Si por el contrario, ya lo revisaste y hoy pensabas poner en práctica alguno de esos consejos, quizás sea buena idea que antes de ello, también analices la información que a continuación te presentamos en estas líneas, pues es seguro que tendrás que considerarla para hacer de tu “plan de mejora” una planeación mucho más estructurada.

Y es que lo que ocurre, por desgracia más frecuentemente de lo que imaginamos, en el mundo del marketing digital y del SEO en particular, es que solemos “agregar” tácticas, ideas y actividades que nos sugieren, que otros han empleado o que son novedosas dentro de la comunidad profesional de la que formamos parte, sin detenemos a analizar si serán provechosas o no para nuestro sitio. Por eso a continuación te presentamos cuatro prácticas que debes evitar, si recién estás trabajando sobre tu posicionamiento web.

  1. Recetar sin diagnóstico

Por simple que parezca, el primer paso siempre es el más despreciado ¿para que invertir tiempo en realizar un diagnóstico de mi sitio web si ya sé lo que quiero conseguir? Al igual que no confías en un doctor que no realiza un análisis previo para indicarte un tratamiento médico, no deberías de “recetar” a tu sitio web tácticas que no tienen un fundamento, no porque la táctica sea perjudicial en sí, sino porque puede que no sea la más adecuada para un problema o situación en concreto. Prestar especial cuidado a cómo administras las “soluciones” que te parecen más convenientes a tu página web, a través de un diagnóstico metódico y estructurado, te dará mejores resultados y te ayudará a optimizar, más allá de tu página y su posicionamiento web, tu tiempo y recursos invertidos.

  1. Grandes cantidades de enlaces… de mala calidad

Aunque en otra entrada ya hemos hablado específicamente de la necesidad de realizar una planeación adecuada de link building, no podíamos dejar de hacer mención de este tema en esta entrada. Hacer grandes cantidades de backlinks puede ser tanto o más perjudicial para tu posicionamiento web como si no le invirtieras nada de atención, pues cuando tu estrategia sólo está centrada en la cantidad y no en la calidad de esos enlaces lo más seguro es que muchos de ellos sean de mala calidad, lo que a la larga se traduce en pérdidas.

No pierdas de vista lo esencial, aunque crear enlaces por volúmenes puede impulsar tu posicionamiento web, es muy probable que, en un momento dado, la burbuja explote y pierdas aquello por lo que has trabajado, la mejor forma de prevenir ello es evitar esas prácticas y asegurarte hacer de tu estrategia off-page tu mejor defensa.

  1. Contenido optimizado, pero sin gracia

Parece algo muy contradictorio pensar en contenido que nos ayude con el posicionamiento web de nuestro sitio, es decir contenido optimizado, pero que carezca de “gracia”. Lamentablemente es algo que suele pasar dentro del mundo del SEO con más frecuencia de la que imaginamos, la razón: el enfoque pragmático que la costumbre y el tiempo suelen traer consigo.

El reto para quienes están implementando una estrategia SEO es hacer que sus contenidos, además de colaborar con la indexación de las páginas web, sean lo suficientemente atractivos para que tanto las arañas de Google, como los usuarios mismos de la página web destinen su tiempo a pasear la vista por el contenido que enriquece la misma. Presta atención, no se trata de dejar de optimizar tu contenido, se trata de que ese contenido corresponda con las demandas de tu público, ávido de información y del “plus” que tú seas capaz ofrecerle.

Invertir tu creatividad y esfuerzo no sólo será benéfico para tu estrategia de posicionamiento web, sino también para otras actividades de marketing digital que lleves a cabo, y te dará muchos más puntos de ventaja frente a tu competencia que, al igual que tú, se preocupa por mantener sus optimizaciones al día.

  1. No reconocer las malas prácticas que has realizado

Ésta es, muy posiblemente, la peor de todas. Cuando tratas de tomar en cuenta todos los consejos y/o mejorar tu estrategia, pero no puedes reconocer aquello en lo que has fallado te puede costar más caro de lo que crees, pues significa que tu dirección posee “puntos ciegos” que no has resuelto. Por lo mismo no hay mejor recomendación que la que en primer lugar ya te hemos hecho: Haz un análisis previo de tu sitio web.

Elaborar y llevar a cabo una estrategia de posicionamiento web es un arte de difícil comprensión y dominio, pero no imposible que concretar. Hoy puedes empezar por evitar las prácticas que hemos mencionado, pero después tendrás que evolucionar junto con tu página: Fija tu mira en este reto y no dejes de trabajar hasta alcanzar la meta.

SEO en México es:

Agencia Google Partner

Lo último en nuestro Blog SEO

Suscríbete
a nuestro Newsletter


newsletter Agencia SEO en México
Prometemos no enviarte spam y mantenerte al día de los cambios que sucedan en el apasionante mundo del SEO.